¡Hola, soy Carmen! 

En este espacio te voy a contar como llegué hasta acá.

En principio, desde los 18 años que trabajo en el rubro comercial, especialmente en negocios familiares. Cada uno de mis padres tiene un negocio pero de rubros totalmente diferentes y que no se complementan en nada. 

Por mucho tiempo trabaje simultáneamente en ambos y me permitió tener dos puntos de vista y experiencias en los ciclos de compra, venta y competencia. 

> Mi formación y experiencia laboral

A su vez, estudié y me recibí de Licenciada en Comercialización (Marketing) en 2009 en la Universidad Católica de Salta, sede en Corrientes. Sin embargo, por muchos años busqué mi propósito, mi pasión, mi lugar. Probé con emprendimientos propios en búsqueda de desafíos sin límites de probar nuevas formas de hacer negocios.

En 2020, al igual que todos nos tocó quedarnos en nuestras casas por la pandemia de Covid-19. No obstante, decidí aprovechar el tiempo y empezar el  Master en Marketing Digital. En los últimos años, busque especializarme relacionado al mundo digital pero no encontraba un plan de estudios que me terminara de convencer, ya sea por falta de tiempo y recursos económicos (tenia que ir hasta Buenos Aires a cursar). Una de las pocas ventajas de la pandemia fue la posibilidad de realizar a distancia, por esto durante los 8 meses de estudio, cada contenido me apasionaba aún más y fui descubriendo mi propósito.

Fue así que decidí emprender en este proyecto de agencia especialista en comercio electrónico, para ayudar a otros emprendedores a cómo la tecnología puede potenciar los negocios y mejorar la experiencia de consumidor.

Actualmente sigo trabajando part-time en uno de los negocios de mi familia como encargada del área «digital» (diseño y administración del sitio web, manejo de redes sociales y WhatsApp, entre otras cosas más). La otra parte del día, me dedico como freelance en «Comodín», aunque pienso en grande y sueño que este proyecto crecerá y podré trabajar con un equipo de profesionales. Pero como dice Luis Fonsi: pasito a pasito.  

Si te gusta todo lo relacionado al marketing digital, podes convertirte en «alumno vip» como lo hice yo. Invertís en capacitación continua y actualizaciones para siempre.

 ¡No vas a parar de crecer porque el límite está en vos!

¿Por qué se llama Comodín?

Si te encontras en la etapa de buscar un nombre a tu emprendimiento, te aconsejo que no te compliques mucho. Lo importante de una marca es la historia que hay detrás de ella.

En mi caso, se origina como resultado de mi experiencia laboral. Como te conté más arriba, hace muchos años trabaje en negocios familiares y por esto hice y hago de todo: desde realizar las compras, ingresar mercadería, brindar atención al cliente, sacar fotos y manejar las redes sociales, llevar los registros de ventas diarias, mensuales y anuales, y un sin fin de cosas más.

Entonces, cuando me preguntaban dónde trabajaba y qué hacía, siempre queda regulando porque no sabía cómo explicar y terminaba resumiendo en dos palabras: Soy #comodin

Buscando un nombre para este proyecto personal, no lograba encontrar uno que sea «atractivo» o que se asemeje al rubro «marketing digital». Un día, en un momento de ocio, me pregunte que me identifica y fue #comodin; y me pregunte ¿por qué no?. Y así nació Comodín. Simple y sencillo como Apple.

> Otras actividades curiosas

Pertenezco a la Asociación Correntina de Marketing en el que me desempeño como Revisora de Cuentas dentro de la Comisión Directiva. Este espacio me permite estar conectada con otros colegas y estar actualizada sobre el mercado local.

Asimismo, estamos realizando proyectos con el objetivo de «educar» sobre las buenas prácticas de marketing en la zona. 

Recurso 6